Más de 35 mil trabajadores de la construcción han recuperado su empleo gracias a plan piloto del Gobierno

  • La iniciativa ha permitido retomar 264 obras de construcción privada en regiones en fases avanzadas de transición del Plan Paso a Paso.
  • En la región de Antofagasta, los proyectos de inversión en esta área suman alrededor de 600 millones de dólares.

Desde que se implementó el plan piloto de la construcción (el 10 de agosto) a la fecha, 35 mil personas han recuperado sus puestos de trabajo, en regiones con comunas que se encuentran en fase 2 de transición, lo que ha permitido retornar las faenas de construcción privada, con trabajadores que viven en zonas en cuarentena.

La iniciativa, diseñada por el Ministerio de Economía y la Cámara Chilena de la Construcción, contempla estrictas medidas sanitarias. Primero, que la empresa financie un transporte privado para que sus trabajadores vayan a la obra y vuelvan a sus casas. Así, la mayoría ha optado por trasladarse en sus vehículos particulares recibiendo un pago de sus empleadores para costear bencina y otros gastos asociados.

Además, para reincorporarse a la faena, los trabajadores deben tener un PCR negativo y firmar una carta de compromiso de autocuidado. En la obra han contado con implementos de seguridad sanitaria adicionales para realizar sus labores. El protocolo fue revisado por el Ministerio de Salud y la fiscalización en terreno ha estado a cargo de la Mutual de Seguridad.

El balance del plan piloto fue hecho por el ministro de Economía, Lucas Palacios, junto a la ministra de Trabajo, María José Zaldívar y el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Antonio Errázuriz.

“En poco más de un mes, pasamos de 380 a 35.896 trabajadores que viven en comunas en cuarentena y que han vuelto a sus puestos de trabajo, que han vuelto a llevar el sustento a sus hogares, que han podido dejar esa angustia que nos ha generado la crisis. Este nuevo comienzo no es solo en Santiago, en todo Chile estamos recuperando la energía, la esperanza, la alegría de que estamos saliendo, de que nos vamos a recuperar a través de la generación de empleo que es, por lejos, la mejor política pública” dijo el ministro Palacios en el balance del plan piloto.

Junto con lo anterior, agregó: “al principio muchas personas nos dijeron que esto podía ser un plan riesgoso, sin embargo, lejos de aumentar la tasa de contagio de la industria de la construcción que ya de por sí es muy bajo, 3 por mil, ha disminuido en términos generales a 2 por mil que es muchísimo menos de lo presenta el resto del país. Es decir, cuando las cosas se hacen bien con compromiso de las personas y los trabajadores, con compromiso de las empresas, salimos adelante”.

Antonio Errázuriz, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, explica que retomar las faenas privadas es clave en la etapa de reactivación económica que enfrenta el país: “El plan impulsado por el Gobierno es una iniciativa que valoramos porque ha dado la posibilidad de reiniciar un número importante de obras, gracias a que somos una actividad segura y reactivadora, que espera recuperar los más de 300 mil puestos de trabajo que ha perdido en los últimos meses y para lo cual esperamos avanzar hacia una plena continuidad operacional. Como industria estamos comprometidos con nuestros trabajadores y sus familias y, por eso, estamos preparados para hacernos cargo de lo que Chile demanda hoy, porque es imperioso volver a poner en marcha al país”.

Realidad regional

En la región de Antofagasta, el Seremi de Economía Ronie Navarrete, valoró la alianza que se ha realizado con gremios tan estratégicos como lo es la Cámara de la Construcción. Precisamente en el escenario local, la autoridad comentó que “es imprescindible el trabajo mancomunado que se ha realizado con distintos gremios, la estrategia de la reactivación económica; y el trabajo que se ha levantado de manera local, no solo en el levantamiento de protocolos sobre todo pensando que la mayoría de las comunas están iniciarán la fase 2 de transición, sino además de distintas iniciativas para apoyar los proyectos de inversión, que hemos orientado a través del Plan Paso a Paso, Chile se Recupera, en el área de la construcción e infraestructura, que en la región de Antofagasta suman alrededor de 600 millones de dólares”.

Por su parte, el presidente regional de la Cámara de la Construcción, Iván Jara, comentó que “la construcción segura es una posibilidad real gracias al modelo de gestión que como gremio hemos promovido y aplicado con el protocolo sanitario más una app de seguimiento y control del mismo, y que en Antofagasta tiene a la totalidad de las empresas socias adheridas, comprometidas y preparadas para retomar sus funciones bajo estrictas medidas de prevención, resguardando la vida y salud de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

Finalmente, la autoridad destacó el esfuerzo de esta misma batería de medidas aplicado a otros sectores de la economía, para su potencial recuperación, como lo son el comercio, hotelería, gastronomía, turismo, diversos sectores que se han visto fuertemente afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *