Mujeres para la Industria Energética

Ingeniera electrónica con 7 años de experiencia en el rubro de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), fue beneficiaria del Programa de Formación de Capital Humano (PFC) de Corfo Antofagasta mediante el curso de Instaladores Eléctricos Fotovoltaicos.

La iniciativa, apoyada por el programa Clúster de Energía, buscó capacitar profesionales y técnicos especializados y certificados con licencia clase D como instalador eléctrico autorizado por la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC).

La experiencia del curso fue sin duda buena y gratificante, a pesar de llevar tiempo desarrollando e ir aprendiendo conocimiento eléctrico, en esa oportunidad aprendí cosas nuevas para mi formación y que fueron de bastante utilidad para el futuro, tanto en el ámbito de diseño como en la instalación y normativa”, comentó Tania Varas, beneficiaria del PFC.

Así también, la profesional ha trabajado como administradora en instalaciones de Plantas Fotovoltaicas de investigación y de generación, la más grande de 1 MW. Además, ha tenido la oportunidad de liderar equipos de trabajos en obras y en actividades de O&M, sumando su participación en charlas y cursos de energía fotovoltaica y termosolar.

“He realizado análisis y procesamientos de datos de plantas y Termosolares, donde he tenido la posibilidad de publicar un paper internacoina, y he desarrollado diseño de sistemas FV on grid y off grid”, agregó Varas.

Cabe destacar que, bajo la consultoría de proveedores realizada por el Programa Clúster de Energía de Corfo Antofagasta a más de 170 empresas del sector energético de la región, las cifras arrojaron que un 75% de éstas son lideradas por hombres y sólo un 25% pertenecían a mujeres, cifras que demuestran la desigualdad del rubro y el valor de la inclusión de género.

Por otro lado, se dio a conocer la caracterización de proveedores respecto a su situación actual COVID-19, donde el 80% requiere algún tipo de financiamiento y un 55% desconoce los instrumentos de apoyo de Corfo y Sercotec. Estas cifras avalan la importancia de vincular a trabajadores con los cursos de formación para la industria en tiempos difíciles.  

Para Luis Alberto Gaete, director de Corfo Antofagasta, “es un deber apoyar la labor de los trabajadores del sector energético, donde existe una falta de personal calificado y requiere fortalecer sus habilidades fundamentales, para ir en mejora de su desempeño laboral. Por esto existen nuestras becas de Capital Humano, y conocer como benefician a diferentes técnicos y profesionales es realmente gratificante”.

Así también, para Tania los programas de formación abren un abanico de nuevas oportunidades: “siempre estas instancias son de mucha ayuda, ya que entregan herramientas concretas para poder perfeccionar el curriculum vitaey otorgar un respaldo técnico para aquellos que lo necesitan y que no tiene los medios económicos para hacerlo”.

Por lo mismo, el programa de energía busca dar información en materia de capacitación y certificación de Capital Humano, para desarrollar cadena de valor para la industria, entregando oportunidades para proveedores locales y, además, posicionado a la mujer como actor importante para el desarrollo regional en esta materia.

Actualmente, la profesional del sector energético trabaja en una empresa del rubro de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), donde ha desarrollado y aprendido cosas que solo había visto en la teoría. Por otro lado, asegura que la forma en que se han implementado los protocolos COVID-19 le ha permitido seguir trabajando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *